Que Rafa Nadal es, de largo – muy de largo – el mejor jugador de la historia en tierra batida es algo que absolutamente nadie se atreve a discutir (otra cosa es la famosa conversación sobre el GOAT). Pero hasta su irrupción en el circuito, la cosa estaba bastante más discutida. Por ahí andaban varios tenistas, especialmente españoles y sudamericanos ,intentando marcar territorio, dejar su huella en la historia de la tierra, buscando que su legado les perviviera. Pocos, sin embargo, lo parecieron tener tan de cara como Guillermo Coria. Pero la historia del Mago es de las que te dejan helado.

Hoy, por lo tanto, te traigo no la mítica final de Roma 2005 (no te preocupes, tienes los mejores momentos después, también) sino el partido en el que se empezó a fraguar el ascenso al trono de Rafa. Y es que Nadal y Coria llegaron a la gira de tierra del 2005 con un único enfrentamiento entre ellos, un año antes (ganó ‘fácil’ el Mago), y los dos se estrenaron en el primer gran torneo de tierra batida del año citándose en la final. El escenario fue el magnífico Monte Carlo Country Club, en la edición número 99 del torneo. Coria defendía el titulo de campeón y Rafa ya llevaba unos cuantos meses asombrando al mundo del tenis. Lo que pasó después es historia.

En tres horas de partido y 4 sets, Rafa empezó a dejar claro que había llegado para quedarse. Coria no pudo hacer frente al vendaval de tenis y, aunque plantó caro, (incluso castigando a Rafa con un rosco en el tercero) acabó sucumbiendo ante el empuje de Nadal. Aquel partido supuso, sin duda. el primero que decantó la balanza del reinado de la tierra batida (recuerda que Coria, para muchos, fue considerado como el Rey durante un par de años y hasta entonces).

Después, las míticas cinco horas de Roma acabaron de castigar a un Coria que poco tiempo más tarde inició el descenso en su carrera con sus ya conocidos problemas con el saque, el denominado service yips, que tanto le lastraron durante sus últimas temporadas. Lo cierto es que Coria se retiró muy joven y, probablemente, con mucho menos conseguido de lo que todos esperábamos.

De momento, regálate el primer gran triunfo de Rafa en arcilla y su asalto al trono de Coria en Montecarlo. Un plan ideal para disfrutar del #tenisencasa.


No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.