El tenis no puede, ni debe, vivir de espaldas a la sociedad, ni a sus problemas. Sí, en ocasiones algunos tenistas (profesionales o no) parecen chicos y chicas malcriados que muestran poco o ningún respeto hacia lo que hacen o hacia los que dedican su tiempo a verlos en la […]