Pues supongo que hoy sólo pueda empezar así: tengo el honor de traerte un partido entre dos leyendas (de las de verdad) de nuestro deporte. Ponte en pie: John Newcombe y Jimmy Connors. Genuflexión. Seguimos.

Además, no es un partido cualquiera, no. Nada de eso. Hoy aterriza en CourtXperience la final del Open de Australia, 1975, jugado sobre hierba en el Kooyong Stadium, en Melbourne. Este partido supuso el séptimo título de Grand Slam para uno de los dos protagonistas (y, a la postre, el último de su carrera – la pista es totalmente reveladora, lo sé -), pero lo que más me gusta es la evidencia de que entre ese tenis y el nuestro, va una eternidad.

Y verles jugar, la verdad, es una maravilla. Ese tenis es puro arte. Disfruta de este nuevo partido. Del #tenisencasa, del domingo…

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.