Te voy a contar una historia. Empieza así: él volvía de una lesión, era su primer partido en 4 meses y no tenía demasiada confianza en su rodilla. Se sentía bien, mejor, había peloteado y se había puesto a prueba, pero nunca es lo mismo un partido que pasar bolas. […]