PartidosTennis

US Open 2005. Agassi, Blake, y un partido imposible para André…

Vuelve Agassi a este repaso de partidos fantásticos que nos hicieron amar el tenis y que, hoy, nos ayudan a empujar las horas en casa. Y vuelve, sí, con un enfrentamiento que, probablemente, no está entre los primeros que vendrán a tu mente cuando pienses en momentos legendarios de André, pero resulta – sin duda – de los más emocionantes y espectaculares del tramo final de su carrera.

Te pongo en contexto: Nueva York, verano del 2005, Agassi ya tiene 35 años y, frente a él, en cuartos de final, un James Blake que le admira profundamente pero que tiene ante sí la oportunidad de su vida (no sólo por meterse en semis, sino por aquello del relevo generacional del tenis norteamericano). Aquel día, Agassi y Blake se convirtieron en dos gigantes y regalaron el mayor espectáculo del mundo a los asistentes a la Arthur Ashe (y a los que lo vivimos en directo a través del televisor).

Agassi: leyenda

Y es que Blake empezó dominando a André desde el fondo de la pista con un juego rápido, directo, preciso. Se adelantó ganando los dos primeros sets y no parecía dispuesto a dejar escapar aquel encuentro. Pero entonces apareció la magia de Agassi, su talento y su espíritu competitivo para no sólo igualar el partido a dos sets, sino acabar llevándolo a un tiebreak absolutamente emocionante y dramático.

Blake, un jugador diferente al que le faltó un poco de suerte

El último punto del partido resume, perfectamente, por qué siempre quise ser como André en una pista. Al final, micrófono en mano, Agassi resumió lo que se había vivido de una forma excepcionalmente gráfico: «Son la 1:15 de la madrugada y 20.000 personas siguen aquí. Yo no he sido el ganador del partido, lo ha sido el tenis. No sé si alguna vez me había sentido así de bien antes...».

Pues eso, disfruta.

Por cierto, un bonus point para Blake, que en la edición del 2006 le rindió un bonito a André, que estaba disputando el último torneo de su vida precisamente en el US Open, vistiendo una de las equipaciones más icónicas que Agassi lució al inicio de su carrera. Reconozco que, ese día, James se ganó un lugar entre mis tenistas preferidos…

Atención, pregunta, ¿sabes con qué raqueta jugó Blake este partido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.