PartidosTennis

Roland Garros 1984, final, McEnroe vs Lendl. Muchos quilates en pista…

Para muchas y muchos, este es el partido de tenis que acabó convirtiendo a toda una generación en aficionados acérrimos a este deporte. 10 de junio de 1984, París, final de Roland Garros. A un lado de la red, John McEnroe, que estaba haciendo (hasta ese momento) un año impecable, magnífico, impoluto (llegó a disputar el título sin haber partido ni un sólo partido en toda la temporada), al otro lado Ivan Lendl, que todavía no había ganado ningún grande pero apuntaba a ser un frío e implacable competidor. Eso sí, nadie se esperaba lo que acabó pasando en esa final. O no cómo pasó.

McEnroe, genio y figura

Evidentemente, Mac era el gran favorito. Y empezó pisando fuerte, dominando a Lendl por 6-3 y 6-2. A partir de ese momento, arrancó una nueva y fantástica final, una final que ha pasado a la historia y que ha quedado durante años (y generaciones) en el imaginario colectivo. De hecho, por eso está hoy aquí, con la esperanza de que esto ayude a un poco más a que perviva.

McEnroe y Lendl, puro talento

Por cierto, como curiosidad, 1984 fue el año de McEnroe. Recuerda que acabó esa temporada con un récord estratosférico de 82-3 ganando hasta 13 títulos individuales. Una locura a la que, a día de hoy, sólo se ha acercado Federer. Sin duda fue su año más espectacular, y eso le añade más valor – si cabe – a este partido que estás a punto de ver.

Lendl, sin duda un tenista que marcó época

Así que siéntante y disfruta. Tienes 3h de tenis magistral sobre tierra batida. 3h de mitos y leyendas. 3h para seguir sumando ratos de #tenisencasa.

(Por cierto, gracias Antonio Traugott por la recomendación)

Dos de los mayores mitos del tenis y un partido legendario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.